Scholas Música persigue una utopía imprescindible: hacer de la educación un arte, y del arte, un momento de la educación.

El programa reúne jóvenes de diversas realidades sociales, en donde componen y graban canciones que expresan la realidad de la comunidad donde viven.

Desde su inicio en la Villa 31 de la Ciudad de Buenos Aires, Huellas musicales integra a jóvenes de contextos diversos, con el fin de potenciar su voz, poner música a sus historias y letra a sus sueños.

Se intenta dar una respuesta al llamado del Papa Francisco que invita a promover la Cultura del Encuentro, tender puentes y transformar el campo educativo por fuera de la escuela, con el fin de promover la paz.

Durante cinco semanas los jóvenes se reúnen en un estudio de grabación itinerante donde componen una canción, la graban de manera profesional y realizan su videoclip. Mediante este trabajo los chicos exploran y traspasan sus propias fronteras y expresan un mensaje que se propaga a quienes lo oyen.

El proyecto atraviesa los dos momentos del fenómeno artístico: el proceso creativo, y la exposición de su obra.

El programa reconoce la capacidad creativa del joven como agente transformador, para hacer de su entorno un lugar mejor.

Quienes participan de la experiencia dejan una huella que pueda ser seguida por los demás.

Misión:

Resignificar el arte como experiencia unificadora.

Visión:

Generar las transformaciones urgentes que se requieren en el campo educativo, una nueva forma de educar, fomentando la cultura del encuentro.

Valores:

  • Encuentro
  • Trabajo en equipo
  • Respeto
  • Confianza
  • Creatividad 

Objetivos:

  • Acompañar el proceso pedagógico de composición y grabación por medio de un registro audiovisual y su edición, concluyendo con la realización de un videoclip.
  • Que al finalizar la experiencia, los jóvenes hayan experimentado los dos momentos del fenómeno artístico: el momento introspectivo, de creación y el momento de su exteriorización donde cada grupo comparte su creación con la comunidad.

Destinatarios:

Está orientado a niños y jóvenes  que manifiestan una inclinación artística hacia la poesía y la música, procedentes de diferentes contextos socioculturales.

“En el programa Huellas Musicales me siento muy bien, es como una familia. Nos entendemos mucho y la pasamos muy bien. Es nuestro juego favorito. Cada uno tiene su talento y tienen que venir para forjar su habilidad

“En el programa Huellas Musicales me siento muy bien, es como una familia. Nos entendemos mucho y la pasamos muy bien. Es nuestro juego favorito. Cada uno tiene su talento y tienen que venir para forjar su habilidad
Willy, 14 años, participante de Huellas Musicales en la Villa 31.

Experiencias

 

Emanero visita a los jóvenes de Huellas Musicales en Villa 31

Mil motivos: Jhore y Ozumas

Villa 31: Primer clip: Mis Días

Villa 31: Oye mi nigga

 Villa 21: Forma de amar

Recoleta: Cómo me siento

Caballito: Todos los miedos

 

Cápsula: RAP CONCIENTE!

NOVEDADES

Cruce Chascomús – Mozambique

Jóvenes argentinos y africanos trabajaron juntos para crear una canción.
A 10,094 kilómetros entre Argentina y África, la música nos une.

Cierre 2017

Jóvenes y adultos compartieron una experiencia audiovisual con juegos, reflexiones y regalos. Agradecemos a Fabiana Cantilo por visitarnos, y a tod@s l@s que participaron y colaboraron durante el año. El programa se prepara para recibir al 2018 a pura música. 

¡Felicidades!

Los raperos de Villa 31 le cantaron a Francisco

Durante la conferencia anual de Scholas en el Vaticano, los jóvenes de Villa 31 representaron a su barrio de la manera que mas les gusta: rapeando en vivo.

DIFUSIÓN

Además de grabar, los jóvenes presentan en vivo su talento.